domingo, 29 de noviembre de 2015

CUENTO TRADICIONAL DE CAMERÚN

Acabo de oír un cuento de la zona interior de Camerún. Y no me resisto a transcribirlo a mi blog.

LA TORTUGA

Iba un día la tortuga caminando por la selva. La tortuga es un animal muy, muy lento. Da un paso y descansa. Y tanto tiene que descansar que pasa un año, y otro, y otro, y entonces da el siguiente paso. Así la tortuga camina segura por la selva.


Pues la tortuga iba así, lenta, segura, por la selva, con cuidado. Y, de pronto, se cae en un hoyo. Un hoyo grande, profundo, de paredes lisas. La tortuga no podía subir, no podía salir del hoyo. Y, triste, se decía a sí misma:
-¡Cómo he podido caer en este hoyo, si iba tan segura! ¡En qué andaría pensando para equivocarme así y caer en este hoyo! ¿Cómo saldré de aquí?

Ilustración del autor del blog

Estaba en estas cavilaciones nuestra amiga la tortuga, cuando, de pronto cayó un leopardo. El leopardo también se había equivocado y había caído al hoyo. Cuando le vio la tortuga pensó: "Otro que se ha caído. Al menos, tendré compañía y no estaremos solos ninguno de los dos."
Pero después se dijo: "¡Qué estoy diciendo! El leopardo es más fuerte que yo. Podrá conmigo y me comerá, a no ser..."


Y entonces la tortuga se puso enfrente del leopardo y se encaró con él.
-¡Eh! ¡Leopardo! ¿Qué estás haciendo en mi casa? ¡Has entrado sin permiso! ¡Ahora mismo te estás marchando!

El leopardo, en un primer momento se avergonzó, pues era verdad que había entrado sin permiso. Pero tras unos instantes de confusión, reflexionó: "¡Qué estoy haciendo! Soy más fuerte que la tortuga. ¡A qué viene hablarme de esa manera! Se va a enterar ésta de quien soy yo."

Entonces, el leopardo cogió a la tortuga, la subió con sus garras delanteras y la lanzó al exterior del hoyo.

Ilustración del autor del blog

Así la tortuga pudo seguir con su vida, lenta, pero segura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier comentario será bienvenido. Anímate y ayúdame a mejorar. Un saludo.