domingo, 4 de enero de 2015

¿FELIZ? 2015

El primer post de este año quisiera que sirviera para felicitar a todos el nuevo año 2015 que comienza y desear que sea fructífero en todos los sentidos.

Sin embargo, ante la que está cayendo (primero lo puse entre paréntesis, pero al escribirlo me he encontrado con que son demasiadas cosas):

1º/ 1 de cada cuatro españoles no tiene trabajo, ni lo tendrá en los próximos años. 

2º/ La mitad de los jóvenes no tienen trabajo, y los más preparados emigran al extranjero, con lo que aquello que invirtió la sociedad en ellos se pierde de forma irreversible. 

3º/ Más de un millón de personas no tienen ninguna prestación social, ¡Ah! Me olvido. El gobierno les da una "limosna" siempre y cuando no tengan ningún otro recurso, por mínimo que sea.

4º/ La mayoría de los sueldos ya no son "mileuristas", son "seiscientoseuristas". ¡Ah! No me tengo que quejar, han subido el salario mínimo interprofesional 3 euros. ¿3 cafés para Antonio, el del anuncio de la Lotería?

5º/ Las "mentes pensantes" de la Unión Europea aún piden más sacrificios a los que pueden sacrificar. Más reformas, más recortes.

6º/ Hoy he oído una noticia en la radio que me ha llamado la atención: La canciller alemana dice que si Grecia vota en contra de los planes comunitarios para ese país, que habría que pensar en que saliera del euro. ¿Aviso a navegantes?

7º/ La responsable máxima del Fondo Monetario Internacional dice que el problema de Europa es que los "viejos" (jubilados) viven demasiados años. ¿Esas son las reformas que quieren los estamentos oficiales para la sociedad?

Como veis, hay muchos puntos por los que uno puede enfadarse, indignarse y no poder pensar en positivo para este principio de año. Y sólo he señalado unos pocos. Para el resto no tenéis nada más que ver los informativos.

Hace unos años se habló del "club Bielderger" (si no lo escribo bien, pido disculpas) y oía en un programa de radio a un invitado decir que los señores que pertenecían a este club habían decidido que había demasiada gente con "privilegios" y que tenían que volver al nivel de vida de décadas atrás para que ellos pudieran, no seguir viviendo, sino seguir aumentando sus beneficios y sus riquezas. Ese programa se emite de madrugada durante el fin de semana por razones obvias.
En ese momento, yo no le dí más o menos credibilidad. Sí, podía ser verdad, pero ¿sería posible, teniendo en cuenta el nivel de bienestar y cultura alcanzado en el "primer mundo"?
Pues parece que sí, que iba en serio y que era verdad. Ahora lo estamos sufriendo.

Quizá todo se resuma al eterno enfrentamiento entre los poderosos y los que viven sojuzgados bajo las reglas que dictan dichos "poderes".

Mientras tanto, yo seguiré intentando desarrollar este blog con la intención que le comencé.
Difundir la cultura, el conocimiento y el razonamiento, porque es lo único que realmente nos permite ser un poco, aunque poco, más libres.

Lo dicho. Feliz 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier comentario será bienvenido. Anímate y ayúdame a mejorar. Un saludo.